CONSULTORES – RECURSOS HUMANOS –

Sin categoría

No necesita ser Messi para tener un representante

12 febrero, 2014

En el deporte y en las artes, el mercado laboral ha introducido la figura del representante para negociar y defender los intereses del talentoso. ¿Es usted Messi…..o necesita un representante?

image

Jerry Mc Guire es una película protagonizada por Tom Cruise y Cuba Gooding Jr sobre las vicisitudes de un deportista de elite, que busca su camino de éxito y las dificultades que ponen en su camino las corporaciones que contratan a los jugadores. Tom Cruise, como Jerry Mc Guire, se constituye en un agente de deportistas que basado en la confianza y el cuidado del atleta, consigue imponerse a estas grandes corporaciones y conducirlo al éxito económico y profesional.
Hace muchos años, uno de mis mejores amigos de mi carrera corporativa me comentaba en medio de su exitosa soledad, la contradicción de encontrarse en la cúspide de su carrera y al mismo tiempo en la más profunda de las incertidumbres. Nadie imaginaba su profundo deseo de cambio laboral. Sólo en la intimidad de nuestras conversaciones podía desahogarse y confesarme su necesidad de encontrar “otro equipo” donde desarrollar su talento. Fui, en cierta manera, el confidente y consejero de un secreto profesional que no podía tomar estado público. Toda filtración de su intención podía desencadenar consecuencias nefastas y un incierto futuro en un mercado laboral prejuicioso. Nuestro secreto me convirtió en su “representante informal”, en su Jerry Mc Guire. Después de muchos años de consejo y compañía en el cuidado de su carrera e intereses, su agradecimiento se convirtió en un generoso gesto material por los “servicios brindados”.
La vida corporativa tiene un cierto glamour para todas aquellas personas que no han vivido la experiencia. Viajes por el mundo, aeropuertos, beneficios, lujos y placeres que contrastan con la soledad y el sometimiento que las organizaciones construyen alrededor de la figura del Nº 1, para exprimir su talento e impedir su movilidad.
Las consultoras de RR HH, como socias de las corporaciones, se alinean fielmente a las mismas cerrando un circuito en el que la vida del Ceo queda condenado a una fidelidad obligada, que pocas veces esta basada en el amor mutuo y genuino. A medida que la carrera corporativa se angosta en el ascenso organizacional, se cierran las posibilidades de abrir los deseos de cambio laboral de una manera confidencial. Las grandes consultoras de headhunting se reparten un mercado en el que acuerdan no molestarse. Jamás un Ceo que pertenece silenciosamente a una de ellas será ofrecido para migrar a otra corporación, en un secreto pacto de paz que cierra las posibilidades de cambio laboral.
El mundo del deporte y el artístico en general han resuelto hábilmente este dilema. El talento en ellas manda, y es el talentoso el que elige y su representante quien negocia y aconseja a quien tiene el talento o el poder de ejecución. ¿Qué diferencia entonces existe ente el Messi en Barcelona, o el de una obra teatral o el que lidera una empresa?, ¿Por que entonces en unos es su agente el que mueve sus pases, y en la empresa no?
Aquella temprana experiencia me condujo a crear un espacio que equilibre esta asimetría de poder, que impida la libre disponibilidad de elección y movilidad del talentoso, para que fluya hacia el equipo que mejor condiciones le brindé.
Desde este espacio me he convertido en agente de estrellas de empresa y consejero de los Nº 1 de las organizaciones, dando coaching, feedback y asesorando a los mismos en la conveniencia de los pasos a dar:
-Preparándolos y entrenandolos en áreas de desarrollo, que potencien sus capacidades y los haga más efectivos en la búsqueda de sus oportunidades.
-Para negociar con las organizaciones el mejor paquete de compensaciones, con data salarial actualizada.
-Para no ser preso de las tensiones de una negociación desigual entre un empleado y el representante de una poderosa corporación.
Así fue como me convertí en el “Gerry Mac Guire” de los atletas corporativos
La vida empresarial tiene una extensión tan corta como la de un deportista de elite. Son sólo 15 años de pleno desarrollo, que una vez transcurrido se ameseta, restringiendo su posibilidad de desarrollo. ¿No será una vida útil demasiado corta para que su carrera quede a merced de las corporaciones?
“Show me the money”, le pide Cuba a Jerry como expresión de su necesidad, y búsqueda de desarrollo en su camino profesional. ¿Esta seguro usted de quien maneja hoy su futuro laboral?…..No necesita ser Messi para tener un representante. Quizás necesite a alguien que lo ayude…..”Show YOU the Money”

Ver video.http://www.ign.com/videos/2011/07/15/jerry-maguire-show-me-the-money


Escrito por:


Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

MD Marketing Digital